Las mejores pelis de la Historia AKA la segunda muerte del Argumento de Autoridad

¡Ah! ¡Navidad! ¡El momento más propicio del año para ver grandes filmes en la tele! ¡Ah! ¡Cómo me estaba faltando ese Ben-Hur por su sitio! Estaba esperando con fruición para hablar de las mejores películas de la historia. Eso sí, nada de salirse del marco de lo intelectual, que tras el artículo que hablaba de Belén Esteban aún hay quien me tiene enfilado en ciertos directorios de blogs. Y para no salirse, nada mejor que leer como aperitivo a este artículo, la ‘Breve esquela del argumento de autoridad’, que aportará un barniz teórico a lo que va a continuación. En todo caso, por si acaso se lanza Vd. directamente, permítame ponerle en antecedentes:

La próxima vez, antes de juzgar el maremagno de información de Internet como infobasura, recordemos esta reflexión: quizás sea esta infobasura la que nos ha obligado a sacar el as del espíritu crítico de la manga, ese as que habíamos olvidado, confortados como estábamos de que los libros o la tele no engañaba. de la breve esquela. publicado en www.itcomext.com.

¿A qué me refiero? A que el argumento de autoridad acaba creando él mismo las condiciones que lo clausuran. La muerte del argumento de autoridad puede proyectarse en un esquema iterativo

Atribución flickr.com/photos/guevonaso/20252146

que se repite con cada aparición de una instancia y su eliminación. Y aunque hubo ciclos de más de un milenio, como aquel con el que se dice que la imprenta acabó, a día de hoy, todos los días surgen autoridades que antes de acabar el día desaparecen como tal. Internet mediante, ya nada perdura lo suficiente como para dar tiempo a investirlo como autoridad. Al fin y al cabo el AA es un modo de legitimación que, como los que postuló Lyotard para la Ciencia en ‘La condición postmoderna’[a][b] [Cap IX-X], lleva en sí mismo el germen de su cancelación.

Pero permítanme presentar sin más dilación, el ciclo del suicidio del Argumento de Autoridad al que he llegado tras sesudas deliberaciones utilizando el caso del cine.

1.ARGUMENTO DE AUTORIDAD –> 2.INSTITUCIONES LEGITIMADAS DE FACTO –> 3.MULTIPLICACIÓN DE AUTORIDADES –> 4a.NECESIDAD DE ESPÍRITU CRÍTICO y, o, 4bINTERSUBJETIVIDAD [‘Tecnológicamente mediada’ o real] –> 5.MUERTE DEL ARGUMENTO DE AUTORIDAD

SÍ. Esto requiere un caso práctico para su comprensión. En un ataque de cinefilia militante del cual aún no hemos podido reponernos y eso que han pasado ya cuatro meses, mi mujer y yo decidimos vernos las mejores películas de la historia del cine. ¿Cuántas? Se suponía que empezaríamos por las mejores, para ir bajando; teníamos por delante toneladas de plomo, diversión sin igual. ¿Y cuáles debíamos ver? Fácil. Bastaba ver quien era el que más sabía de cine, léase buscar el Argumento de Autoridad. Pero no fue tan fácil. Las cosas son más complejas que cuando Platón era el más sabio y resulta que ahora hay instituciones cuya autoridad es reconocida en ciertos temas. Por ejemplo la UNESCO, la ONU, el MIT, Cambridge…

¡¡¡Hollywood torcido!!! Atribución flickr.com/photos/xurble/1352224655

que cuando ves que algo lo dijo un tío del MIT (puede ser el entrenador de animadores/as), ya tiene un halo de infalibilidad, ¿no? Bien, vale. En resumen, debíamos buscar la Institución legitimada de facto como autoridad. ¿Qué institución es la que tenía autoridad en esto del cine? Preguntamos al espejito Google quien era la más guapa del reino y nos dijo que había unos cientos de miles de instituciones que creían ser los que más entendían.

Con semejante lista de listos, no había otro medio que usar el espíritu crítico, así que echamos un ojo uno por uno, desechando los que nos parecían un tanto tendenciosos –como esos ingleses cuyos 10 primeros puestos de la lista eran películas inglesas, y los franceses, por definición- y nos quedamos con una lista de 20 sites cuya opinión parecía juiciosa y traslucía que, al menos, habían visto películas de más de un género. Fundamental esto de la actitud crítica ante Internet. Pero seguíamos teniendo un problema, bueno 19: queríamos una lista y teníamos 20. ¿Qué hacer al respecto? Por sorteo no parecía muy justo y como el consenso en este caso era imposible, tratamos de buscar algo parecido a una intersubjetividad de estas ‘listas validadas’. Había que echar una manita para lograrlo, así que hicimos una trampilla con el Excel… lo que viene a ser llamado forzar tramposamente la intersubjetividad. Lo que importa es el resultado: así conseguimos nuestra lista de las mejores pelis de la Historia…y nos dimos cuenta que, salvo muy pocas excepciones, eran un tostón quizás un poco duras.

Después nos dimos cuenta de que este artículo, nos convertíamos durante unos minutos en una autoridad en cine porque habría gente que nos leería ¿y creería nuestra lista?. Además, pero no menos importante, podríamos inducir a otras personas, a elevar su formación intelectual por la contemplación de obras del séptimo arte [o a evitar tragarse la ponzoña que nos tragamos nosotros]. En fin, que por gusto por la polémica y por amor al género humano, a partes iguales, nos decidimos a publicar este artículo. ¡Disfruten la Navidad y, dejen su opinión sobre las pelis de la lista en comentarios!

Raúl Antón Cuadrado

No tengo memoria cinematográfica. Para mí es igual John Wayne que Anita Ekberg o la perra Lassie que Elizabeth Taylor, incluso no sabría  decirle si es la mismísima Elizabeth Taylor la que atraviesa toda Inglaterra a cuatro patas guiándose por el olfato, en La cadena invisible. El laberinto griego. Vázquez Montalbán

¡Ah! ¿Y la lista? Copio a continuación los 20 primeros títulos que obtuvimos. Los dejo con la amenaza de plantear alguna reflexión sobre ella la semana que viene o dentro de dos, al abrigo del resto de la lista. ¿Se atreve a adelantar sus propias preguntas? ¿No le ve cosas raras? Recuerde que puede apuntar su email arriba a la derecha, si quiere recibir una notificación con la actualización de los posts publicados (ya sabe, los jueves).

Claves para la lectura de la tabla: En filas los nombres de las películas, en columnas las organizaciones cuyas listas utilizamos para hacer nuestra lista compendiada. En las casillas cada título tiene un número de puntos, desde 10 si era la primera en la lista correspondiente, hasta 1 si era la décima (sólo se tuvieron en cuenta los 10 primeros filmes de cada lista preseleccionada). Finalmente, en las dos columnas más a la derecha aparecen el número total de puntos en nuestra lista y en cuántas diferentes de las 20 listas previas aparece la película en cuestión.

Share

Puedes programar y compartir este contenido con Buffer